Hola Amigos!! Bienvenidos a mi Blog Educativo

Mil Gracias de todo corazón por visitar mi Blog Educativo, está elaborado con gran cariño y humildad para ti y para todas aquellas personas que dedican gran parte de su vida y de su tiempo a "Enseñar Por y Para la Vida".
A partir de hoy, compartiré mis conocimientos y experiencias como Docente, ofreciéndoles materiales educativos como: Proyectos de Aprendizajes, Estrategias, Dinámicas, Instrumentos de Evaluación, Imágenes, Competencias e Indicadores de Grado, así como Propuestas de Actividades y mucho más.!!

Rita Elena González


Por Visitar Mi Blog!!


13 de octubre de 2011

Nivel de Lenguaje en Niñ@s de 3 años


Nivel Fonológico

• Comienza a construir un sistema fonológico, fonético adulto.
• Domina aún más la producción de los fonemas /f/,/j/,/ai/,/ou/,/au/,/c-kq,/g/,/s/.
• Diferencia cierto número de vocales, consonantes y los usa para producir sonidos continuos de expresión.
• Emplea niveles prelingüísticos más complejos.
• Aprende a utilizar el nivel de inflexión del lenguaje para señalar información sintáctica, gramática y semántica.
• Tiene un inventario fonético parcialmente desarrollado que puede usar para comunicarse.
• Realiza praxias orofaciales, como cerrar y abrir los ojos cuando se le ordena; llevar la lengua a las comisuras labiales; soplar; manejar la lengua para una correcta deglución; dar besos; sacar la lengua; abrir la boca; hacer mímica de la risa; succiona líquidos, semilíquidos y algunos sólidos con 1/4 de popote
de diámetro normal.
• Tiende a cortar y sobreproducir frases o palabras, ejemplo: “inglesia” por iglesia, “eto” por esto.
• Utiliza patrones de inflexión de acuerdo al tipo de información. Nivel semántico.
• Se identifica a sí mismo por el nombre.
• Identifica estados de hambre, frío, calor y cansancio.
• Comprende y obedece órdenes de 2 a 3 acciones, sin objeto presente de una en una.
• Formula hechos pasados y juicios negativos.
• Hace preguntas razonables, relacionadas con palabras o situaciones que no conoce.
• Conoce su sexo.
• Está mejor capacitado para comprender significados en conversaciones dirigidas a él y por él.
• Comprende diferentes tamaños y adjetivos corrientes.
• Pregunta por una persona conocida.
• Su expresión común es “ yo quiero”.
• Distingue cuando un alimento es dulce o salado
• Comprende el concepto de hoy.
• Comprende situaciones simples.
• Escucha narraciones, cuentos, canciones y las comprende.
• Realiza lecturas de libros en imágenes.
• Describe objetos, nombrándolos en un cuento o en una poesía.
• Realiza juego de lenguaje mímico y onomatopéyico.
• Reconoce la finalidad de los objetos: la leche se echa en el vaso, la sopa en el plato.
• Comprende relaciones simples entre hechos: la taza se cayó al suelo y se rompió.
• Responde ¿por qué?, ¿cómo? y ¿cuándo?.
• Reconoce 3 acciones en dibujos.
• Presta atención a cosas de su interés.
• Asocia ideas a nivel preverbal con juguetes.
• Pide las cosas por su nombre con frases cortas.
• Se dice a sí mismo “el niño”, “el nene”.
• Reconoce y utiliza sustantivos abstractos como el color, aun cuando no posee el concepto.
• Comprende órdenes simples de situaciones en el espacio, como: “Da vuelta”, “levanta la cabeza”.
• Conoce algunos números.
• Exige las respuestas de los demás.
• Asigna cada objeto a una categoría.
• Protesta ante algo absurdo.
• Usa palabras interrogativas para indicar preguntas.
• Relaciona una palabra con otra para entender su significado.
• Usa correctamente las fórmulas sociales y expresiones como “¡qué rico!” “¡lindo!”
• Utiliza palabras o repite frases cuyo significado no conoce por falta de experiencia.
• Responde a preguntas como, ¿ qué haces cuando tienes sed, sueño, hambre? ¿para qué tenemos la cocina?
• Recuerda experiencias vividas anteriormente, preguntando por sucesos conocidos.
• Comprende y expresa más o menos 100 estereotipos motores-verbales y verbales.
- Maneja los vocabularios por categorías de:
- Oficios: (policía, panadero, chofer).
- Acciones (abrir, correr, bailar, comer).
- Partes de la casa (cocina, sala, baño, comedor, cuarto).
- Implementos de aseo personal (jabón, toalla, crema).
- Implementos de aseo general (escoba, cubeta, jabón).
- Nombre de personas (los conocidos).
- Otras partes finas y gruesas del cuerpo (rodillas, codo, mentón, ombligo).
- Accesorios de prendas de vestir (correa, sombrero, bolso).
• Compara los objetos familiares usando palabras conocidas.
• Comienza a comprender que existen ciertos papeles semánticos.
• Comprende un elemento verbal nuevo.
• Identifica vocabulario gráfico.
• Asocia figuras representativas a objetos familiares.
• Se hace entender por medio del lenguaje global.
• Diferencia tú, yo y mío.


Nivel Sintáctico

• Usa la estructura del lenguaje de su familia.
• Dice más o menos 1000 palabras.
• Sus frases se hacen más gramaticales empleando pronombre, verbo, sujeto y predicado con sustantivo, adjetivo.
• Aparecen los verbos usados en forma sustantiva. El tiempo del verbo puede estar mal empleado.
• Emplea los pronombres mío, yo, tú, para.
• Emplea las preposiciones hasta, con, y sin.
• Usa inflexiones interrogativas: por qué, cómo, cuándo, dónde, incluyendo la negación.
• Incorpora patrones gramaticales: adverbio de lugar y artículo hasta tercera persona.
• Utiliza el “yo” incipiente.
• Elimina las redundancias en sus expresiones.
• Utiliza adjetivos que expresan tamaño.
• Sabe cómo y cuándo utilizar los elementos sintácticos.
• Practica la compatibilidad de aspectos de los sustantivos, con verbos que expresan el significado elegido.







Nivel de Interiorización

• Se encuentra en la fase II del pensamiento objetivo simbólico, que consiste en la formación de un pensamiento preconceptual, a irreversible; es decir, que toda conclusión a la que llega el niño se basa en analogías y no utiliza los métodos deductivos ni inductivos.
• Posee nociones de yo, mío y tuyo.
• Tiene noción temporal referida a hechos concretos. Ejemplo: ¿Desayunas por la mañana o por la noche?.
• Habla mucho solo y ocasionalmente hace teatro con lo que dice durante los juegos.
• Realiza juego cooperativo con los muñecos y en grupo más independientemente y temeroso.
• Utiliza lenguaje sin relación con el referente.
• Realiza colecciones figurales (hace asociaciones).
• Posee el concepto de los números 1, 2, 3.
• Cuenta hasta 5 elementos.
• Maneja el aquí y el ahora.
• Su pensamiento es egocéntrico.
• Juzga a las cosas por su aspecto presente.
• Aparece la función simbólica del lenguaje.
• Distingue entre significado y significante.
• Se inicia el desarrollo de la conciencia del tiempo.
• Imita escenas completas y episodios complejos.
• Presenta monólogo en el juego.
• Para él, el juego es un impulso vital siempre creciente.
• El juego con otros niños se acompaña de competencia, agresividad y rivalidad.
• Presenta temores visuales a lo grotesco, lo oscuro y en algunos casos a animales.
• Crea sus propios juegos y actividades con otros niños.
• Identifica roles masculinos y femeninos, manifestándolos en sus actividades de juego.
• Realiza la descomposición del pensamiento en función de imágenes y símbolos.
• Busca objetos perdidos, hay evidencia de la función mitótica (representación y exteriorización del pensamiento).
• Imita diferencialmente acciones realizadas por otros y realiza construcciones libres con mecanos, bloques, etc.
• Comienza a utilizar símbolos que puede usar para transmitir información.
• Aprende mucho acerca de los papeles sociales por medio del juego.


Nivel Pragmático

• Usa todas las funciones del lenguaje en la conversación. Logra un nivel de capacidad y propiedad de conversar, consiguiendo lo que desea en la mayoría de las circunstancias, usando el lenguaje con fines específicos.
• Sigue utilizando la asimilación y la acomodación para crear su propio estilo de lenguaje.
• Usa expresiones dirigidas y comienza a elegir reglas de discurso y combinar los tópicos rápidamente.
• Forma una pareja de registradores básicos del habla. (Utiliza un lenguaje para los padres y otro para los compañeros de juego).
• Parece ser miembro de la sociedad funcionalmente maduro.
• Si tiene una idea en una conversación, la puede expresar o intercambiar con otra persona de su entorno.