Hola Amigos!! Bienvenidos a mi Blog Educativo

Mil Gracias de todo corazón por visitar mi Blog Educativo, está elaborado con gran cariño y humildad para ti y para todas aquellas personas que dedican gran parte de su vida y de su tiempo a "Enseñar Por y Para la Vida".
A partir de hoy, compartiré mis conocimientos y experiencias como Docente, ofreciéndoles materiales educativos como: Proyectos de Aprendizajes, Estrategias, Dinámicas, Instrumentos de Evaluación, Imágenes, Competencias e Indicadores de Grado, así como Propuestas de Actividades y mucho más.!!

Rita Elena González


Por Visitar Mi Blog!!


27 de enero de 2012

Nutrición: ¿Cómo elijo los alimentos correctos? Actividades para el Aula


* Meta
 
Los alumnos entenderán la importancia de elegir los alimentos correctos para mantener sano el cuerpo.
 
* Objetivos Didácticos
Los alumnos podrán:
1. Distinguir entre hábitos alimenticios buenos y malos para la salud.
2. Explicar la importancia de un plan de alimentación sana a largo plazo.
3. Elegir alimentos sanos.

* Información General

Enseñar a los alumnos cómo adquirir hábitos cardiosaludables debe incluir explicarles cómo la buena nutrición se equilibra con ejercicio. Algunos componentes específicos son elegir alimentos sanos, consumir porciones de tamaño adecuado, entender las calorías necesarias, determinar un peso saludable y establecer hábitos alimenticios sanos que perduren toda la vida. Los alumnos deben entender que las decisiones que toman ahora afectarán a su salud y bienestar futuros.

Antes de que se diseñara la nueva pirámide alimenticia, no había consenso entre los expertos en cuanto a la manera de diseñar una dieta equilibrada. La vieja pirámide alimenticia era inadecuada, porque se basaba en una estrategia de «talla única» para la alimentación sana y no tomaba en cuenta el factor de ejercicio físico. La nueva pirámide (2005) establece las necesidades alimenticias tomando en cuenta la edad, el sexo y el nivel de actividad. Los nuevos grupos alimenticios son los granos, las verduras, las frutas, los productos lácteos, y las carnes y frijoles; y el plan de la pirámide toma en cuenta la variedad de los alimentos incluidos en cada grupo, el tamaño de las porciones, la cantidad recomendada y los beneficios para la salud.

El cuerpo necesita energía para funcionar y el alimento suministra esa energía. Si comemos demasiado alimento (calorías consumidas) y no hacemos suficiente ejercicio (energía usada o calorías quemadas) podemos aumentar de peso y, con el tiempo, perjudicar el corazón.

Cada alimento tiene una cantidad específica de energía que puede suministrar al cuerpo y que se mide en calorías. Cada persona necesita una cantidad diferente de calorías para funcionar, dependiendo de factores tales como la edad, la composición corporal y el nivel de actividad. Contar calorías puede al principio parecer anticuado, pero es la mejor manera de demostrar el principio básico de equilibrar la energía consumida y la energía quemada. Por ejemplo, un adulto típico debe gastar (quemar) 3500 calorías de energía para perder una sola libra de peso corporal.

Hay varias maneras de determinar el tamaño corporal apropiado, pero un método comúnmente usado es el índice de masa corporal (IMC), una fórmula para evaluar el peso del cuerpo en relación con la estatura. El IMC da una medida de composición corporal y ha demostrado ser un buen indicador de la grasa corporal.
 
* Materiales

1. Diario de alimentos consumidos en 24 horas preparado antes de estudiar la lección.
2. Conexión a Internet en el aula y/o para alumnos individuales.
3. Materiales y programas disponibles y descargables en el sitio web de MyPyramid (MiPirámide). Ejemplo: Mini afiche: http://www.mypyramid.gov/downloads/sp-miniposter.pdf.
 

* Preparación Preliminar antes de la seción de clases

Uno o dos días antes de comenzar esta seción, pida a los alumnos que preparen un diario de alimentos consumidos en 24 horas.

Dígales que elijan un día de la semana y anoten cada alimento o bebida consumida (indicando el tamaño aproximado de la porción) durante un espacio de 24 horas. No les dé consejos de nutrición al asignar esta tarea preliminar; lo que necesita de los alumnos son sus tendencias nutricionales (hábitos alimenticios). Pídales que traigan sus diarios a clase para esta lección.

* Introducción
En seciones anteriores, introdujimos la idea de la importancia de la nutrición para los atletas. La buena nutrición, el ejercicio y el condicionamiento adecuado los ayuda a desempeñarse a un nivel óptimo. 

Comience la seción de clases preguntando a los alumnos si es más importante para los atletas que para los alumnos estar en buena forma, comer bien y hacer ejercicio. Guíe la conversación para que entiendan que las decisiones que toman ahora en cuanto a sus hábitos alimenticios y físicos afectarán a sus vidas cuando lleguen a adultos. 

Una alimentación equilibrada, con muchas frutas y hortalizas, es un factor muy importante al establecer buenos hábitos para toda la vida. Dirija la discusión a las necesidades energéticas del cuerpo. El cuerpo necesita energía para poder funcionar; el alimento suministra esa energía. Si comemos demasiado alimento (energía) y no hacemos suficiente ejercicio (energía usada) podemos aumentar de peso y, con el tiempo, perjudicar el corazón. Cada alimento tiene una cantidad específica de energía que puede suministrar al cuerpo; esa energía se mide en calorías. (Caloría: unidad de potencial energético.)

Cada persona necesita una cantidad diferente de calorías para funcionar. Contar calorías es una de las mejores maneras de determinar si se mantiene el equilibrio correcto entre las calorías consumidas y las calorías quemadas, equilibrio que es importante para mantener un peso saludable. (El exceso de calorías puede almacenarse en el cuerpo en las células grasas, y el cuerpo debe gastar [quemar] 3500 calorías [energía] para perder una libra de peso corporal.)

Empleando una conexión a Internet, visite la calculadora del índice de masa corporal en: http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/HSmart/bmi_calculator_span.cfm.
Deje que los niños calculen su IMC para que puedan averiguar su proporción estatura-peso. (Éste es un tema que posiblemente deba tratarse con cuidado y consideración; use su mejor criterio antes de asignar la tarea a los alumnos. Permítales mantener en secreto sus resultados si así lo desean.)

Compare con los niños las necesidades energéticas de individuos con distintos niveles de actividad: el programador de computadoras que se pasa horas sentado pensando intensamente mientras realiza su trabajo y el experto montañista que trabaja de guía de expediciones. Tomen en cuenta también el clima en que trabaja o vive la persona.

El programador de computadoras probablemente sea sedentario y trabaje en una oficina con aire acondicionado. El montañista, en cambio, es muy activo y trabaja al aire libre donde se enfrenta a variaciones climáticas, posiblemente comenzando su ascenso en un clima cálido y ascendiendo hasta la gélida cima de la montaña cubierta de nieve. ¿Quién usa más energía? ¿Cuál sería la necesidad de calorías de cada uno? ¿Comerían diferentes alimentos?

Visite el sitio web http://mypyramid.gov/sp-index.html.Explore con los niños cada uno de los grupos de alimentos: granos, verduras, frutas, productos lácteos, y carnes y frijoles. (La sección Dentro de la pirámide brinda un buen panorama de los grupos de alimentos.)

Pida a los alumnos que busquen la calculadora del Plan MiPirámide y determinen sus necesidades nutricionales diarias. Se abrirá una nueva página con las necesidades específicas para ese perfil. En la sección Vea, imprima y aprenda más en la columna de la derecha, los alumnos podrán imprimir los resultados y una tabla de seguimiento de los alimentos ingeridos.

Diga a los alumnos que experimenten, cambiando la cantidad de actividad en la calculadora del Plan MiPirámide, para que puedan ver cómo al aumentar la actividad cambian las necesidades nutricionales. (Por ejemplo: Si hacen más ejercicio por día ¿pueden comer más?) Pídales que guarden toda la información que impriman para sus tareas independientes.

* Práctica Guiada

La mayoría de los alumnos de sexto grado elige su propia comida del menú del comedor, la cafetería o el restaurante de comida rápida. Divida a los alumnos en grupos pequeños para tratar el tema de qué pedir cuando van a la cafetería o al restaurante de comida rápida. Si tienen acceso a Internet, los alumnos pueden visitar el sitio web de una cadena de restaurantes de comida rápida, tal como McDonalds, Burger King, KFC o Subway, y buscar información nutricional. (Otra posibilidad: La mayoría de las cadenas ofrece información impresa sobre su comida.)

Utilizando uno de los sitios web, pídales que busquen el valor nutricional de una comida de su elección. Una manera divertida de hacerlo es buscar la sección en la que pueden crear sus comidas y agregar selecciones a su pedido. Pídales que anoten o impriman los componentes nutricionales de la comida. Luego, pídales que elijan otras opciones (más sanas) y comparen los valores nutricionales de estas opciones con los del primer menú. Ésta es una excelente manera de aprender qué opciones elegir en un restaurante de comida rápida sin excederse en calorías, sodio y grasa.


Práctica independiente

Pida a los alumnos que, usando sus planes personales del sitio de MiPirámide, diseñen su propio plan alimenticio para un espacio de 24 horas, que incluya desayuno, almuerzo, refrigerios y cena para un día de la semana. Dígales que elijan alimentos que les gusten y que no se olviden de incluir las bebidas. Pida a los alumnos que comparen ese plan con el diario de alimentos consumidos en 24 horas que prepararon antes de comenzar esta lección. Discutan las conclusiones
en clase.

Pida a los alumnos que diseñen un plan de alimentación sana para una semana (que incluya el fin de semana), siguiendo las pautas recomendadas en su plan personal de MiPirámide. Recomiende a los alumnos que sea un proyecto familiar y que cada uno siga su propio plan personal durante una semana. Pídales que redacten y firmen un contrato de estilo de vida sano con uno de sus padres o un tutor. Al final de la semana, pida a los alumnos que hablen de los resultados del plan de alimentación sana.
Algunas preguntas que puede hacerles: ¿Con qué tuvieron más éxito? ¿Qué fue lo más difícil o decepcionante y qué pueden hacer para superar el problema? ¿Cómo pueden incorporar la alimentación sana a su estilo de vida? ¿Qué o quién podría ayudar a motivarlos?


Actividades complementarias
Como complemento de la lección sobre nutrición, pida a los alumnos que diseñen un cartel sobre una comida típica de su familia o su cultura, una comida que a los otros alumnos podría no serles familiar.

El cartel debe incluir una ilustración de la comida, sus valores nutricionales (calorías por porción, vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas, sodio, etc.), cómo se prepara y cualquier otro dato sobre la comida que pueda animar a otros alumnos a probarla.

Organice un día de carteles para que los alumnos puedan mostrar sus carteles a sus compañeros. (Sitios web que contienen información nutricional sobre los alimentos; un ejemplo es la base de datos de nutrientes del Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos (USDA): www.nal.usda.gov/fnic/foodcomp/search/)
 

* Adaptación de la Lección
Para los alumnos que no puedan escribir o dibujar bien, puede adaptar las tareas permitiéndoles dar sus respuestas en forma oral o trabajar con otros alumnos durante la práctica guiada y la práctica independiente.

Evaluación

El entendimiento de los objetivos de la lección por parte de los alumnos puede medirse observando su participación en clase y evaluando sus tareas independientes.

 
Objetivo

- Distinguir entre hábitos alimenticios buenos y malos para la salud
- Explicar la importancia de un plan de alimentación sana a largo plazo
- Elegir alimentos sanos